Decoración de Navidad para todo el año

Serán perfectos para cualquier celebración en casa, formal o informal, una cena con amigos. Necesitaremos: hilo plateado, aguja y bolas de algodón y serán de diferente tamaño, unas grandes, otras medianas y otras de tamaño pequeño. Cortaremos una hebra de hilo, enhebrando la aguja, haremos un nudo en su final y ahora sólo habrá que introducir la aguja a través de una de las bolas de algodón y el anterior nudo hecho trabajará como tope.

Haremos otro nudo, aproximadamente a 15 centímetros del anterior, y repitiendo el mismo proceso: introduciendo la aguja a través del algodón y arrastrando la bola hasta el nudo que, una vez más, será el tope.

Así sucesivamente hasta que tengamos unas 6-7 bolas en todo el metro de hebra. Haremos otra hebra de la misma longitud y las uniremos, anudándolas, obteniendo una hebra de 2 metros de bolas de nieve. Repetiremos el proceso con todas las hebras deseadas hasta formar una cortina de nieve.

Un proceso que puede servir de la misma manera para hacer cualquier cortina de cualquier material para el resto del año. Ahora sólo necesitaremos nuestras copas de vino o de agua y diferentes elementos: en este caso, unas plumas, una vela en forma de rosa, unas piñas escarchadas, un trozo de lazo y un aporte de color.

Otra idea utilizar hojas escarchadas, estrellas de cristal lacadas. Cubrimos el fondo de la copa con las hojas, sobre esta cama las estrellas y, con cualquier superficie plana, volteado el conjunto para que este no se descentre.