Las imprentas 3D pueden reducir en tiempo de construcción, el costo y el desperdicio

En los últimos años, la impresión 3D ha generado varios desarrollos interesantes, dese órganos hasta autos de carrera. Ahora, está agregando casas a su repertorio.

En lugar de los cierres de carreteras tradicionales y el trabajo humano pesado asociados con la construcción de desarrollos, los elementos de las casas se crearán utilizando la impresora 3D.

Las paredes exteriores e interiores se construirán con la impresora 3D. Sin embargo, los desarrolladores planean aumentar constantemente el porcentaje de funciones creadas mediante la impresión 3D, hasta que finalmente todo, incluidas las tuberías de drenaje y otras instalaciones, se construyan con este método.

Además de satisfacer la necesidad de mano de obra para la construcción, el uso de impresoras 3D en oposición a las técnicas de construcción tradicionales podría tener importantes beneficios medioambientales.

El proceso de impresión en 3D también permite crear concreto con una gama más amplia de funcionalidades que los productos de construcción tradicionales. Normalmente, las paredes deben acomodarse para el aislamiento y requieren una capa interna adicional para la acústica. La incorporar estas propiedades en un producto, se requieren menos materiales y el proceso de construcción es más rápido.

Innovaciones de diseño

Más allá de la logística de producción de la estructura física, la impresión 3D también libera a los diseñadores de algunas limitaciones.

En el vertido tradicional de hormigón, el encofrado determina la forma del hormigón. Con impresiones en concreto, los constructores pronto podrán hacer detalles concretos tan pequeños como un guisante, y formas redondas, huecas o convexas. Esto hace que los edificio y construcciones de concreto con formas completamente nuevas sean posibles.

Los diseñadores han aprovechado al máximo las oportunidades creativas que ofrece la impresión 3D, creando hogares visualmente impactantes. En el futuro, la impresión 3D ofrecerá una mayor flexibilidad en el proceso de construcción.

La gente podrá diseñar sus propias casas y luego imprimirlas. Las personas podrán adaptar sus casas a sus necesidades, personalizarlas y hacerlas más estéticas.

El futuro

La construcción puede ser una fuente valiosa de empleo en los países en desarrollo.

Los beneficios de la vivienda accesible eran mayores que la disminución en la demanda de mano de obra.

Los costos de investigación y las restricciones de regulación superan los beneficios de las casas en 3D, pero podemos ver una producción masiva de estos en los próximos años.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *