Usos actuales de las impresoras 3d

La impresión 3D se remonta a unos 35 años atrás. En la década de los ochenta, un ingeniero estadounidense logro desarrollar la impresión de una pequeña copa en plástico negro. Mediante la implementación  de un proceso credo y diseñado por él, donde se podía trasladar un diseño bidimensional a unan estructura idéntica tridimensional. Lo que empezó siendo un método bastante burdo y complejo denominado “estereolitografía”. Hoy en dia la utilización de impresoras 3d profesionales mejoran considerablemente los procesos, máquinas como Tresdpro hacen el proceso de impresión 3d eficaz y de calidad.

Lo que en algún momento se pensó como improbable, hoy en día es una realidad. Una pequeña máquina es capaz de reproducir un órgano humano y ser tan funcional como el original. No solo se pueden hacer impresiones 3D médicas, sino que se puede realizar distintos tipos de objetos, como por ejemplo las impresiones 3D textiles (elementos de decoración y accesorios  hasta modelos de ropa); las impresiones 3D de  calzados (alguna de las grandes firmas deportivas están empleando el método de la impresión 3D para hacer diseños exclusivos); las impresiones 3D gastronómicas (que permiten crear diferentes  elementos para decorar y desarrollar distintos tipos de elementos comestibles); la impresión 3D automotriz (no solo se están diseñando partes de un automóvil, sino que se están construyendo vehículos desarrollados por completo a través  de una impresora 3D), entre otros tipos de impresión  3D.

Desde el día que se inventó este maravilloso artilugio, hay una idea que ha prevalecido, esta se basa en la mejora y calidad de los materiales, el desarrollo de la tecnología  y la reducción de del costo de la máquina, haría imparable los beneficios de la invención de objetos 3D. Idea que sigue vigente y que cada día  se afianza más. Razón por la cual se ha convertido la impresión 3D en un aliado insuperable de  la medicina.

Hay que tener presente que no solo ha sido importante el desarrollo de la tecnología de impresión 3D, sino también la mejora de los materiales a utilizar. Por ejemplo en un principio lo materiales implementados era muy frágiles. Hoy en día hay plásticos y polímeros súper resistentes, adema que se pueden emplear una gran diversidad de materiales desde el sencillo caramelo hasta el glamoroso oro, pasando por una diversidad de materiales que abarcan todas las necesidades del ser humano.

El paseo de la impresión 3D… desde la gastronomía hasta la medicina, pasando por la arquitectura y la mecánica automotriz.

En la actualidad, aunque parezca de película de ficción se pueden realizar diferentes tipos de comida desde las impresoras 3D, especialmente el sushi y todas sus variedades. Esta impresión 3D gastronómica  consiste en la obtención de distintos cubos gelatinosos que son inyectados con diferentes tipos de saborizantes y colorantes, los que le permiten no solo tener la apariencia muy similar al original sino un sabor casi idéntico.  Cabe destacar, que las porciones de sushi se ven pixeladas no todo puede ser tan perfecto como el original, pero si es una buena forma de pasar un rato diferente experimentando con la comida. La impresor 3D encargada de realizar estas replicas se llama Open Meals.

Cambiando radicalmente el ámbito de juego de la impresión 3D, se encuentra la medicina. Las impresiones 3D médicas, son muy variadas e importantes. Se pueden crear desde las prótesis, tejidos, reemplazo óseo hasta órganos.  Es muy útil actualmente en los tratamientos de radioterapia en los pacientes con cáncer de piel. Ya que esta impresión 3D permite sacar un modelo exacto de la zona donde será aplicado el tratamiento, para tener la posición exacta donde deben ser colocados los rayos.

Hay una tipo de impresión 3D que está dando de qué hablar, es la impresión 3D  habitacional, es decir la construcción de viviendas mediante la impresión  3D. Una importante empresa  estadounidense, buscando sosegar el nivel de pobreza en el Salvador ha diseñado viviendas impresas en 3D, a un costo de US$ 4000. Se busca que más compañías se incorporen al proyecto

Otro tipo de impresión 3D que ha revolucionado al mundo es la impresión 3D automotriz. Ésta se inició desarrollando pequeñas partes de los automóviles (básicamente  eran adornos), luego comenzaron a construir piezas más importantes y hoy en día es posible adquirir un automóvil diseñado y construido totalmente por impresión 3D.  Una importante empresa china se está encargando de elaborar el primer automóvil impreso en 3D, el cual puede alcanzar una velocidad de 70km/h, es totalmente eléctrico y tiene un costo de US$ 8500.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *